martes, 9 de junio de 2009

Cuando llega el final


Me gustaría poner en este blog, unas maravillosas palabras de alguien que sabía que todo tiene su tiempo y sus formas y dedicárselo a muchas personas. Aunque simplemente me limitaré a dedicárselo a aquellas que se den por aludidas:


Hay que saber cuando una etapa llega a su fin. Cuando insistimos en alargarla mas de lo necesario, perdemos la alegria y el sentido de las otras etapas que tenemos que vivir.


Poner fin a un ciclo, cerrar puertas, concluir capitulos... no importa el nombre que le demos, lo importante es dejar en el pasado los momentos de la vida que ya terminaron.


Nadie puede estar al mismo tiempo en el presente y en el pasado, ni siquiera al intentar entender lo sucedido. El pasado no volvera: no podemos ser eternamente ninos, adolescentes tardios, hijos con sentimientos de culpa o de rencor, amantes que reviven dia y noche su relacion con una persona que se fue para no volver.


Todo pasa, y lo mejor que podemos hacer es no volver a ello. Por eso es tan importante (por muy doloroso que sea!) destruir los recuerdos.


Recordando siempre que todo en este mundo visible es una manifestacion del mundo invisible, de lo que sucede en nuestro corazon y por ende, deshacerse de ciertos recuerdos significa tambien dejar libre un espacio para que otras cosas ocupen su lugar. Dejar para siempre. Soltar. Desprenderse. Nadie en esta vida juega con cartas marcadas.


Por ello, unas veces ganamos y otras, perdemos. No esperes que te devuelvan lo que has dado, no esperes que reconozcan tu esfuerzo, que descubran tu genio, que entiendan tu amor.


Deja de encender tu television emocional y ver siempre el mismo programa, en el que se muestra como has sufrido con determinada perdida: eso no hace sino envenenarte. Nada hay mas peligroso que las rupturas amorosas que no aceptamos, las promesas de empleo que no tienen fecha de inicio, las decisiones siempre pospuestas en espera del "momento ideal".


Antes de comenzar un nuevo capitulo hay que terminar el anterior: repetirse a si mismo que lo pasado no volvera jamas. Recuerdar que hubo una epoca en que podias vivir sin aquello, sin aquella persona, que no hay nada insustituible, que un habito no es una necesidad. Puede parecer obvio, puede que sea dificil, pero es muy importante. Cerrar ciclos. No por orgullo, ni por incapacidad, ni por soberbia, sino porque, sencillamente, aquello ya no encaja en tu vida.


Cierra la puerta, cambia el disco, limpia la casa, sacude el polvo. Deja de ser quien eras, y transformate en el que eres.

Paulo Coelho.-


Me gustaría añadir simplemente a estas palabras y para aquellos que se den por aludidos, que lo mejor que pueden hacer es dedicar su tiempo y su vida a formar un nuevo presente, alejándose de lo que para ellos ya debería ser pasado.


Un saludo

1 comentario:

juansanchez2 dijo...

Hola, me doy por aludido, es verdad para empezar, hay que terminar con lo anterior.Asi de esa manera viviras el presente mas feliz, sin pensar en el ayer y cuidando que el presente sea lindo para ti. Gracias