sábado, 13 de marzo de 2010

No olvidaremos

Quisiera dedicar estas breves líneas a María Belén con todo mi respeto

Por desgracia seguimos sufriendo con viva preocupación y con asombro, la vía dolorosa del terrorismo y la opresión progresivamente agudizada contra los que no apoyan en el Pais Vasco a los asesinos, de uno u otro sexo, raza, religión o creencia; y todo esto en nombre de una utilizada nación y en medio de aquel pueblo al que los sanguinarios asesinos utilizan como carne de revolución, haciendo uso interesado y aceptado de una prensa inmunda que propugna y basa sus comunicados en una supuesta libertad de expresión, casualmente la misma que no goza el pueblo Vasco.


Esta nuestra inquietud no se ha visto disminuida por los informes que los maravillosos super-Ministros y representantes de Interior, sobre la disminución de la capacidad operativa de ETA.

Junto a muchas noticias muy consoladoras y edificantes sobre la lucha sostenida por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, con paupérrimos, obsoletos y deficientes medios materiales para dicha lucha, no pudieron pasar en silencio, a pesar de su supuesta desarticulación y el cuidado de expresar un juicio bien ponderado, otros innumerables sucesos muy tristes y reprobables como lo acaecido con el 11-M ó las numerosas deficiencias y el grave conflicto colectivo por el que atraviesan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, a pesar de desarrollar su labor en ínfimas condiciones con una profesionalidad exquisita.

Pero la sinceridad que debería corresponder a la grave responsabilidad de nuestro Ministerio y la decisión de presentar ante nosotros y ante todos los ciudadanos la realidad en toda su crudeza, exigen también que añadamos: No tenemos preocupación mayor ni más cruel aflicción que cuando oímos: “ETA ha vuelto a asesinar”, contrastando con noticias como que nuestro Código Penal ha permitido que una asesino de la banda terrorista ha sido puesto en libertad tras X años de condena.

Nuestros Gobernantes deben de una vez por todas oír el llamamiento que hace el pueblo español, para que así lleguemos a un acuerdo solemne, que satisfaga a los ciudadanos , teniendo por móvil la obligada solicitud de tutelar la libertad de cada individuo de bien y de asegurar la protección de las víctimas y castigar con suma crudeza a los asesinos, y al mismo tiempo, el sincero deseo de prestar un servicio capital al pacífico desenvolvimiento y al bienestar del pueblo Vasco pacífico, el cual arde en deseos de solucionar de una vez por todas la opresión al que estos sanguinarios tienen sometido.

A pesar de muchas y graves consideraciones, Nos determinamos entonces, no sin una propia violencia, a no negar nuestro sentimiento de que paguen el daño y el dolor que han hecho.

Al final y si este deficiente y obsoleto código penal, no soluciona en la medida humanamente posible, las situaciones violentas y las tribulaciones que, en caso contrario, se podían prever con toda seguridad según las circunstancias de los tiempos, acabará provocando situaciones mucho más violentas. Y con hechos nuestro Gobierno debe demostrar a todos que actúa con firmeza no sólo para combatir el terrorismo con las Fuerzas y Cuerpos de seguridad, sino con todo el rigor que exige la Ley, y modificando la misma, para que las penas que cumplan los terroristas, así como las de aquellos que utilizan la violencia y el ensañamiento sean intégras, sin posibilidad de reducción de condena y con el máximo tiempo que pueda alcanzar una vida humana, o sea y para ser claro y conciso: “La cadena perpétua”.

Si el árbol de la paz, anhelado por nosotros de ser plantado en el Pais vasco con pura intención, no produjera los frutos por todos anhelados en interés de nuestro pueblo, no habrá nadie en el mundo entero, con ojos para ver y oídos para oír, que pueda decir, que la culpa es del Gobierno y de su Cabeza suprema. La experiencia de los años transcurridos hace patentes las responsabilidades y descubre la absoluta prioridad, ya desde el principio, de acabar con aquellos que no se propusieron otro fin, que una lucha hasta el aniquilamiento de todos los que no piensen como ellos y en contra de la Constitución y la Paz soberana en esta Pais y votada por el pueblo español.

Siempre he pensado que esto de las redes sociales, blogs, etc, no servía nada más que para pasar un rato, sin embargo hoy he recibido un mensaje que me ha llenado de orgullo y me ha hecho recapacitar sobre la importancia de nuestras acciones, aunque sean prácticamente perceptibles. Hoy y con su permiso quiero decir que he recibido el mensaje de María Belén, hermana de uno de mis compañeros asesinados por ETA, agradeciendo el apoyo que les damos desde nuestros blogs, face, etc y eso desde luego me ha hecho recapacitar y avivar con más fuerzas mi lucha.

Un abrazo muy, muy muy fuerte a tod@s los familiares de los asesinados por cualquier banda de asesinos y terroristas, y ánimo a todos para seguir apoyando cada uno a su manera para acabar con esta lacra que padece nuestra sociedad.

8 comentarios:

Candela dijo...

mis padres y yo salimos ilesos de un atentado en el port olimpic de Barcelona,tan solo por una cancelacion de ultima hora.
se lo que es vivir mirando de un lado para otro,mirar debajo del coche,cambiar de ruta para ir al colegio,luego para ir a la universidad,cambiar de ciudad..
Yo no perdono ni olvido.

MIGUEL ANGEL LEZCANO dijo...

Candela, no se si te refieres al atentado del año 1988. Yo estaba en Barcelona entonces. Un abrazo muy fuerte

Militos dijo...

Estoy de acuerdo en todo lo que dices, la cadena perpetua para los asesinos terroristas es la única forma de atajar los asesinatos y sufrimientos de las víctimas.
También envio desde aqui un abrazo a Belén y a todos los que han sufrido los zarpazos de ETA.

Nadie como la Guardia Civil expone su vida contra el terrorismo.
Un beso

jose dijo...

hola candela.miguel angel,siento en primer lugar candela que hayais tenido que pasar por la experiencia de pasar por un atentado y me alegro de corazon que sobrevivieseis a este atentado,miguel angel si te refieres al atentado al puerto de barcelona,fue en concreto al muelle españa,atentaron contra la garita en la que prestabamos servicio en dicho puerto,yo estaba ally destinado y me encontraba ally en el momento que eta cometio el atentado,con una furgoneta bomba,dicho atentado fue el 27 de marzo de 1987,asesinaron a un compañero y dejaron varios heridos,antonio llevaba poco tiempo destinado con nosotros en el puerto,fue mi primer destino como guardia civil,candela todo mi apoyo y animo para ti y tu familia,un abrzo candela,miguel angel un abrazo compañero y cuidate,permiteme salirme del tema,estos dias se esta juzgando en la audiencia provincial en san sebastian al asesino de un compañero,dichos hechos sucedieron el 1 de enero de 2009,lo mato en una discoteca de la localidad de irun,de una brutal paliza,dicho compañero al que consideraba AMIGO,dejo viuda y un hijo de 18 años,perdon por aprovechar tu blog para mencionar algo que se sale de tu comentario,un saludo

Susana dijo...

Para mí todos los atentados son dolorosos,pero especialmente los que sufre la Guardia Civil,Policía y Militares.El que viví más de cerca fue el de la casa cuartel de Zaragoza;jamás olvidaré aquella mañana en que toda la carretera estaba llena de Guardis Civiles.Jamás olvidaré la expresión de los Guardias cuando subimos al microbus que nos llevaba al colegio y jamás olvidaré(aunque no los conociera)a aquellos niños que murieron ese día y que por 70 kilómetros ETA decidió que no me tocase morir a mí.Por eso,por todos ellos ,ni olvido ni perdono y mi consuelo es uqe siempre quedará un Guardia Civil dispuesto a luchar para vencerles.Un saludo!

MIGUEL ANGEL LEZCANO dijo...

Te puedo garantizar Susana que por muchos guardias civiles, policías, militares o civiles que asesinen siempre habrá uno dispuesto a acabar con el terrorismo. Nosotros no olvidamos tampoco. Un saludo

MIGUEL ANGEL LEZCANO dijo...

Jose, hemos debido coincidir allí. Yo llegue en enero de 1988 a la Zona Franca en la C/ Motores. Por supuesto que tienes mi blog a tu disposición para aquello que necesites. Un abrazo compañero

Ana Surriba Sanz dijo...

Pues en el bloque donde vivo pasamos hace unos diez años bastante miedo y tensión porque tenemos una vecina que militaba en PP y que ejercía como concejal en el Ayuntamiento de Reus, que durante un año estuvo amenazada por ETA.

Las amenazas coincidieron con la concejal embarazada, así que os podéis imaginar lo mal que lo pasó ella y todos los vecinos.

Cada día llegaban los de la secreta e inspeccionaban todo el bloque de arriba a abajo, luego bajaban al parquing y hacían lo propio, no nos atrevíamos ni a abrirle la puerta al cartero, recuerdo que durante ese periodo estábamos una noche cenando y oímos en la escalera un estruendo horrible, salimos todos muy asustados con el corazón en vilo, pensando se la habían cargado, pero no, solo fue una gran cristalera que se rompió de un fuerte, golpe a causa del viento, la verdad es que es muy incómodo vivir así.