jueves, 4 de marzo de 2010

¡ Bien hecho Albert!

Hoy quisiera dedicar mi humilde blog a Albert Rivera Díaz y a un gesto que ha honrado su manera de hacer política, harto ya de ver como unos y otros se enriquecen, mientras España sufre constantemente los lacerantes golpes de la crisis y el paro.


El político presidente de Ciudadans (ciudadanos), ha donado la indemnización por daños morales que recibió de la condena por amenaza de muerte de los militantes de ERC a la ACVOT, asociación de victimas del Terrorismo en Catalunya.



Gestos como este, lejos de ser populistas; ya que me consta la importante catadura moral de este POLÍTICO. Engrandecen a las personas encargadas de dirigir este País, tan necesitados de gente con sentimientos y características como las de Albert.

Esta acción, puesto que está llena de verdad, hace que la caridad y no la avaricia política pueda ser comprendida por el hombre en toda su riqueza de valores y a su vez compartida y comunicada. En efecto, la verdad es «lógos» que crea «diá-logos» y, por tanto, comunicación. Esa comunicación que tanto hace falta entre nuestros dirigentes y un pueblo carentes de valores y cada vez más necesitado de un convencimiento moral y social.

La verdad, rescatando a los hombres de las opiniones y de las sensaciones subjetivas, les permite llegar más allá de las determinaciones culturales, sociales políticas e históricas y apreciar el valor y la sustancia de las cosas y de sus gestos.

En el contexto social y cultural actual, en el que está difundida la tendencia a relativizar lo verdadero, vivir la caridad social en la verdad, lleva a comprender que la adhesión a los valores no es sólo un elemento útil, sino indispensable para la construcción de una buena sociedad y un verdadero desarrollo humano integral.

La materialización de este tipo de gestos en hechos, preserva y expresa la fuerza liberadora de la confianza en los acontecimientos futuros y abre un nuevo marco social, de confianza en un proyecto nuevo.

El desarrollo, el bienestar social, una solución adecuada de los graves problemas socioeconómicos que afligen a España, necesitan esta verdad. Y necesitan aún más que se estime y dé testimonio de esta verdad. Sin este tipo de hechos, sin confianza por lo verdadero, lo palpable, no hay conciencia y responsabilidad social, y la actuación social se deja a merced de intereses privados y de lógicas de poder, con efectos disgregadores sobre la sociedad, tanto más en una sociedad en vías de globalización, en momentos difíciles como los actuales.

Bien hecho Albert

2 comentarios:

ainhoanaino dijo...

Verdaderamente cierto lo que escribes con personas como Albert que ha dado un ejemplo de humanidad y de buen hacer al resto de politicos de este pais todo seria mucho mas sencillo. Grcias Miguel por tu blog hace poco que ingrese en esta pagina y relamente me gusta. Un saludo

MIGUEL ANGEL LEZCANO dijo...

Muchas gracias a ti por tus palabras. Un saludo