domingo, 21 de febrero de 2010

POLÍTICOS Y CIUDADANOS


Me gustaría poder lanzar un pequeño mensaje a nuestros políticos actuales, los cuales deben comprometerse con valentía y generosidad en el campo de la justicia y de la paz.


Cada uno encuentra su propio bien asumiendo el proyecto que tiene sobre él, para realizarlo plenamente: en efecto, encuentra en dicho proyecto su verdad y, aceptando esta verdad, se hace libre. Por tanto, defender la verdad, proponerla con humildad y convicción y testimoniarla en la vida son formas exigentes e insustituibles de compromiso sincero.

Todos los hombres (incluso los políticos), perciben el impulso interior de amar de manera auténtica; amor y verdad nunca los abandonan completamente, porque son la vocación que supuestamente todo hombre lleva en el corazón y en la mente de cada ser humano.

El compromiso personal de cada individuo, es la vía maestra de la doctrina social y democrática. Todas las responsabilidades y compromisos trazados por esta doctrina provienen del compromiso social que, según la pureza de nuestros textos constitucionales debería ser la síntesis de toda la Ley.

El compromiso personal da verdadera sustancia a la relación de cada individuo con el prójimo; no es sólo el principio de las micro-relaciones, como en las amistades, la familia, el pequeño grupo, sino también de las macro-relaciones, como las relaciones asociativas sociales, económicas y políticas.

El compromiso personal es el don más grande que poseen los hombres, es su savia vital y nuestra esperanza.

Soy consciente de las desviaciones y la pérdida de sentido que ha sufrido y sufre el compromiso personal , con el consiguiente riesgo de ser mal entendido, o excluido de la ética vivida y, en cualquier caso, de impedir su correcta valoración. En el ámbito social, jurídico, cultural, político y económico, es decir, en los contextos más expuestos a dicho peligro, se afirma fácilmente su irrelevancia para interpretar y orientar las responsabilidades morales. De aquí la necesidad de unir no sólo El compromiso personal con la verdad, sino también en el sentido, inverso y complementario.

Se ha de buscar, encontrar y expresar la verdad de las necesidades del ciudadano en la «economía».

De este modo, no sólo prestaremos un servicio a la población española , sino que contribuiremos a dar fuerza a nuestra sociedad, mostrando su capacidad de autentificar y persuadir en la concreción de la vida social. Y esto no es algo de poca importancia hoy, en un contexto social y cultural, que con frecuencia relativiza la verdad, bien desentendiéndose de ella, bien rechazándola.

Por esta estrecha relación con la verdad, se puede reconocer a la sociedad política como expresión auténtica de humanidad y como elemento de importancia fundamental en las relaciones humanas, también las de carácter público. Sólo en la verdad de los problemas por lo que atraviesa la ciudadanía resplandece la caridad y puede ser vivida auténticamente. La verdad ciudadana es luz que da sentido y valor al mundo político. Esta luz es simultáneamente la de la razón , por medio de la cual la inteligencia llega al pueblo, percibiendo su significado de entrega, acogida y compromiso . Sin verdad, la política cae en mero sentimentalismo ideológico. El discurso se convierte en un envoltorio vacío que se rellena arbitrariamente. Éste es el riesgo fatal del mundo político en una cultura sin verdad. Es presa fácil de las emociones y las opiniones contingentes de los sujetos, una palabra de la que se abusa y que se distorsiona, terminando por significar lo contrario.

Por desgracia la “verdad política actual”, difiere mucho de la realidad de los problemas de los ciudadanos de España.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Perdoname tú,mi falta de esperiencia,por favor.Es la primera vez ke escribo en tu blog,pero sigo tus comentarios por face bk,ya ke los considero sumamente interesantes.
Respecto a tu reciente escrito, hay va mi comentario.
Miguel Angel...ke bonitas son tus palabras y ke bien lo espresas, ya ke verdaderamente lo sientes.
Supongo ke muchos políticos pensaban así antes de llegar al poder¿por ké muchos seres humanos son tan facilmente corrompibles?
Llego a pensar ke la moral,la ética,los principios y lo ke nos diferencia de los llamados "animales", ya está kedando en segundo plano para la mayoria de los políticos.
Miguel Angel,todos tus valores,son muy válidos y AUTENTICOS y me identifico plenamente con ellos.
Esperemos ke algo cambie en esta sociedad........
UN FUERTE ABRAZO.

MIGUEL ANGEL LEZCANO dijo...

Gracias por tu comentario. Un saludo

Nerea Alzola dijo...

Los políticos y la política son servicio al ciudadano, y si se alejan de la verdad, se alejan de su cometido.
Un abrazo.

Regeneración Política dijo...

Llevo tiempo siguiendo tus comentarios, tanto en face, como en tu blog. He seguido un poco tus pasos y creo que estuviste en la política de primer nivel y en el sindicalismo de alto nivel también hace poco. Creo que gente como tú a nivel estatal es la que necesitan algunos grupos políticos y si no me equivoco y por tus comentarios, ya has pasado a retirado de la guardia civil y puedes pertenecer a caulquier partido, sindicato o empresa. Desde luego gente como tú es la que necesita este País a nivel estatal Miguel Angel

MIGUEL ANGEL LEZCANO dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MIGUEL ANGEL LEZCANO dijo...

Muchas gracias Nerea, estoy completamente de acuerdo contigo. Un saludo y gracias por pasar por mi humilde blog

Ana Surriba Sanz dijo...

Me gusta tu estilo, pienso lo mismo que Regeneración Política, no se si te dedicas activamente al tema entiendo que no, pero la verdad es que estamos faltos de políticos de tú valía como ser humano, dotado de un interés tan patente por la sociedad española.

Hace poco que te conozco y me gusta mucho de ti: tu discreción, tu forma de expresarte y tu seriedad y equilibrio, eres de esas personas en las que no me importa pararme un momento a contestar un post de su blog.

Iván González dijo...

Miguel te doy toda la razón en este y en otros temas que leí, sigue asi, es gratificante leer blogs como el tuyo. Un saludo

Jesús dijo...

Hola,

no nos conocemos mucho, hemos hablado en opersona una vez y otro par de veces por mail, pero tengo que reconocer que eres una perslona con gran carisma y pienso que eso debe de aprovecharse de algún modo.

Los políticos deben ser el relejo de la sociedad y para eso se creó la representación parlamentaria, pero lo real es que son de otra casta.

La anecdota de Zapatero y los 70 céntimos no deja de ser eso, pero da la verdadera dimensión del mundo en el que vive un político.

Los que tenemos que hacer esfuerzos para llegar a fin de mes o que nos levantamos a las 5 de la mañana, o que simplemente luchamos por vivir, estamos a años luz de esos políticos que nos dicen representar.

Yo es que no entiendo como una persona que nunca ha producido para mi País puesto que ha salido de las bases de un partido, caso prefabricado, pueda tomar decisiones sobre pensiones o despidos. Esto es incomprensible en el resto de Países avanzados, si es que nosotros lo somos.

Luego dicen con la voz muy alta que si estuvieran trabajando en la calle ganarían más.

Esto se cumple en unos pocos, que además pueden demostrarlo porque han currado antes de entrar en política, pero para el resto, la mayoría, debería ser sonrojante decirlo.
Lógicamente si después de haber tenido un cargo en el congreso quieren trabajar pues les lloverán los mismos aunque únicamente sea por cuostiones de marketing para las empresas.
Ójala hubiese una máquina que nos dijese lo que serían algunos políticos si no hubiesen estado a la sopa boba. Seguro que muchos estarían en el paro.

Y es que el nivelón que tenemos en España, sobre todo en algunos partidos, es escandaloso.

Pero la sociedad quiere esto, ¿será la sociedad la que tampoco da el nivel y realmente los políticos son el reflejo de ésta?.

Un abrazo.

MIGUEL ANGEL LEZCANO dijo...

Jesús, Ana, agradezco mucho vuestras palabras. Si que he estado moviéndome en el ámbito político de alto nivel bastante tiempo, sin embargo actualmente y antes de involucrarme de nuevo en un proyecto político, mi interés actual es solucionar mi situación dentro del mercado laboral. En el momento en que consiguiera solucionar este tema, no tendría inconveniente en involucrarme de nuevo, siempre y cuando fuera un proyecto lo suficientemente atractivo e interesante.
Como queda reflejado en mis anteriores comentarios blogeros he dejado patente mis anteriores situaciones y mi profesión, por lo que difícilmente puedo ocultar mi involucración en asuntos de interior.
Por desgracia la situación se está volviendo preocupante en España, asi que es momento de soluciones