domingo, 17 de mayo de 2009

Algunos rasgos fundamentales del mundo moderno



Ha sufrido y experimentado cambios profundos y acelerados, que progresivamente se extienden a un desarrollo profesional de las asociaciones, encaminándolas a un nuevo estatus generacional, similar al que sufrieron los sindicatos policiales.
Se puede ya hablar de una verdadera metamórfosis social y cultural, que redunda también en la guardia civil.
El nuevo modelo asociacionista amplía extraordinariamente su poder, sin embargo no siempre consigue someterlo a su servicio, debiendo adaptarse a este novedoso modelo.
Los antiguos modelos quieren conocer con profundidad y certezas cualquier paso que se produzca debido a la caducidad de su modelo, y con frecuencia se sienten más inciertos que nunca de sí mismos.
Descubre paulatinamente las leyes de la vida social, y duda sobre la orientación que a ésta se debe dar.
El antiguo modelo no consigue desligar poder y control, de crecimiento, estancando su modelo y produciendo laceraciones injustificables en sus asociaciones y asociados.
Como diría un seguidor de la doctrina de Cristo (Para mi el mayor sindicalista que ha tenido la historia del mundo:
La esperanza a quienes desesperan ya de sus destinos más altos.
El Mensaje debe ser luz, vida y libertad para el progreso. No sólo se puede vivir de una imagen, ya que sólo se triunfa con la palabra y con las obras, dando así testimonio del verdadero interés por progresar.
Por esta vía, los guardias civiles se sentirán despertados a una viva esperanza, lo contrario produce astío y desesperación.
Los nuevos modelos requerirán un monumental trabajo, y deberá esforzarse en superar las dificultades con prudencia y paciencia.
Una de las preguntas que haría a cualquiera que quisiera ingresar en el farragoso mundo de las asociaciones sería: ¿para quien vivimos, porqué nos movemos y para que existimos?. De hecho creo que cada uno de nosotros deberíamos hacernos la misma pregunta. Seguro que más de uno se daría cuenta que su sitio está en el retiro.
Hay que dar paso a las nuevas generaciones, las cuales vienen cargadas de sueños, fe y alegría.
En medio de las adversidades de esta vida hallan la fortaleza de la esperanza, pensando que "los padecimientos del tiempo presente no son nada en comparación con la gloria que ha de manifestarse en un futuro"
Los antiguos dinosaurios, llevan la maleta demasiado cargada de rencor, como para dar paso a un nuevo modelo de asociacionismo que es el que los guardias civiles y la guardia civil necesita.
Es simplemente, mi humilde opinión.
Un saludo

2 comentarios:

Anónimo dijo...

no puedo añadir nada a tu comentario

solo decirte que estas mas guapo en la foto de la derecha

un abrazo de jr

a las barricadas

MIGUEL ANGEL LEZCANO dijo...

Y sobre todo más joven. Un abrazo JR